Archive for abril, 2008

Declaro que estoy cansada. Un cansancio ya sentido, pero cuyo dolor es inmemorable, que no puedo quitarlo aunque apague luces y cierre ventanas, porque fluye en mi cuerpo, concentra y expande y me envuelve en esta contracción. Que no puedo escribir y exorcizarlo, tampoco bailar y transformarlo, aunque mis manos sean para ello la extremidad […]